Artículo del día de Pilar López Bernués: ¿QUÉ MAFIAS HAY TRAS LAS APUESTAS ON-LINE?

Que desde hace algunos años no se permita en radio y televisión publicidad de tabaco ni alcohol (en el último caso salvo contadas excepciones y de poca graduación), lo veo muy bien. Todos sabemos que ambas sustancias no son saludables y crean adicción.

Pero me parece muy curioso que las apuestas on-line no solo se publiciten en esos medios sino que crezcan sus webs como las setas, y que hasta en determinadas emisoras de radio los propios locutores les hagan publicidad y (lo más penoso) animen a los oyentes a apostar, con claros ejemplos, con frases de persuasión como: “Corre, que tienes tiempo de sumarte a…”. “Se paga “tanto x uno” en estos momentos…” y un largo etc. de locuciones semejantes que repiten machaconamente mientras retransmiten un encuentro… ¿Acaso aficionarse al juego no es otra adicción que rápidamente puede convertirse en ludopatía?

¿Quién hay detrás de esas páginas para ganarse tanta bonanza y permeabilidad por parte de las Administraciones? ¿Y cómo es posible que personajes famosos, que ya ganan cientos de miles o millones por su trabajo, se presten a darles publicidad?

No pongo en duda que cualquier persona conocida está en su derecho de aceptar un trabajo extra y seguir atesorando dinero, hasta convertirse en la más rica del cementerio si ello le place. Pero… ¿Qué legitimidad como seres humanos tienen esas últimas si no son selectivas con lo que anuncian?

Me parece muy lamentable que determinados sujetos, protagonistas de programas con récords de audiencias y millones de seguidores, insten a jugar al Bingo on-line, por ejemplo. Y que deportistas de élite, que deberían ser un referente para las nuevas generaciones, hagan lo propio animando a apostar aquí o allá…, ¡no tiene nombre! No tiene nombre en ambos casos. Los primeros inciden sobre un público numeroso pero, muchas veces, poco ilustrado, que va a creerse lo que les digan y hasta aceptar que “no está mal echar unas apuestas al Bingo on-line si fulanito/a lo hace”. Los segundos, que saben que son ídolos para muchos niños y adolescentes, venden su imagen a cambio de más millones, sin importarles en absoluto lo negativo que es incidir sobre los más pequeños en determinadas cuestiones. Y claro que están en su derecho de prestarse a la publicidad, por supuesto, yo no digo lo contrario. Pero me repugna que no sean selectivos y un poco más responsables con lo que anuncian.

Puede argumentarse que todos los telespectadores o radioyentes podemos hacer caso de lo que nos ofrecen o no, que somos mayores de edad… ¡Vale! Pues, entonces, esa misma premisa serviría para seguir anunciando cigarrillos o marcas de whisky. ¿Dónde está la diferencia? Si se considera que eliminando esos últimos anuncios se protege a la ciudadanía, ¿con qué pretexto se permite que las webs de apuestas se publiciten a diario?

Pero hay algo más… Hemos oído todos, o muchos de nosotros, que han saltado escándalos a la palestra ante las sospechas de que ciertos partidos de diferentes deportes habían sido amañados, y muy concretamente que algunos técnicos y jugadores de entidades pequeñas solían apostar sobre los resultados… En definitiva, que determinados profesionales que suelen tener una nómina muy baja porque no están en primera línea, presuntamente apuestan para llevarse un pellizco de dinero extra y, claro, si hay que perder, se pierde… ¿Quienes mejor que los propios protagonistas pueden incidir en un resultado si con ello se llenan los bolsillos?

A mí me parece que estamos ante unas MAFIAS, que crecen a diario, que están protegidas (incomprensiblemente) y que como ocurre en cualquier juego con “la banca”, siempre ganan. Se han hecho con un monopolio que les permite desdecirse si hace falta, cambiar las reglas de improviso o en mitad de la contienda, y hasta enmendar posibles errores eliminando una apuesta que les ha salido “rana” y no quieren tener que abonar si hay demasiados ganadores.


Adjunto (con permiso de su autor) un escrito sobre el tema que me ha hecho llegar un lector vía e-mail. Aclara mejor lo expuesto y dice tener pruebas de lo que explica:

“Experiencias con las casas de apuestas 888 y Luckia

1. 888poker y sport

No son de fiar en absoluto, ni en el poker ni en deportes.

En el poker aparte de ser honrados han de parecerlo y esto último no lo cumplen, cuando en el primer  reparto de cartas te sale por ejemplo un 3 y un 7, en el siguiente un 7 y un 3, en el quinto un 2 y un 9, en el sexto un 9 y un 2, dándose estas repeticiones en múltiples ocasiones es que algo falla, que algo huele mal, aparte de múltiples comentarios de otros jugadores que denuncian otras cosas, en este juego no he profundizado porque no me fío de un sistema que no controlo y visto lo visto todavía menos.

En el deporte hay muchas apuestas, sobre todo en partidos del Tercer Mundo donde los corredores de apuestas campan a sus anchas, dándose resultados increibles y cambios en los mismos que lo son todavía más, dándose apuestas por perdidas cuando no lo son, y que si no te das cuenta ahí se queda.

Pero lo peor de todo es que su sistema de seguridad es un coladero, he hecho  ingresos con la tarjeta de mi mujer, he hecho retiradas a una cuenta bancaria de la que no soy titular, aparte de que no tenían que ir a una cuenta sino a la tarjeta que ha originado dicha ganancia, estos tres fallos han sido no una vez sino en múltiples ocasiones, repito: UN COLADERO.

2. LUCKIA

Internet va llena de estos estafadores, hay historias desde hace tiempo y de toda clase, la que os voy a explicar es verdaderamente surrealista:

Hice una apuesta a un partido de balonmano nada menos que de la primera división china, Xinjiang vs Shanxi (¿a que mola?), predije que al final del partido (60 minutos) Xinjiang ganaría de 16 goles o más, llega la media parte y ya gana de 15, qué bien, en la segunda con  que ganen solamente de uno ya cobro, ¡oleeeeeeeee! Iluso de mí, la segunda parte no se jugó ni se jugará nunca, se dio como bueno el resultado que había en la  media parte, y ¿por qué?, porque se aplicó la norma llamada “mercy rule” que casualmente ellos tienen establecida en los términos y condiciones del apartado de balonmano ya que es algo “normal” que suceda,  ¿qué clase de casa de apuestas no tiene una mercy rule (merci pour votre argent, gracias por tu dinero) en sus términos y condiciones en el apartado balonmano que  está hecha expresamente para ROBAR a los clientes (ex cliente) y no tener que devolverles  el dinero apostado? Os pongo a continuación la norma en cuestión:

Una regla de misericordiaregla de matanzaregla de nocaut o regla de mofeta termina un concurso de deportes de dos competidores antes del punto final programado si un competidor tiene una ventaja muy grande y presumiblemente insuperable sobre la otra. Se llama la regla de la misericordia porque ahorra más humillación para el perdedor. Es común en los deportes de la juventud en Norteamérica, donde el correr de la puntuación se considera antideportivo. Es especialmente común en béisbol y softbol en el que no hay reloj de juego y un equipo dominante podría en teoría continuar una entrada indefinidamente.

Cuando alguien tiene una norma tan absurda que no tiene lógica en ninguna clase de apuestas, es que está hecha para ROBAR Y ESTAFAR, se entendería que al menos hiciesen la devolución apostada, pero daros una vuelta por Internet y veréis de que calaña están hechos.”

——–

@Pilar López Bernués

Anuncios

Acerca de plbernues

Escritora y conferenciante de libros-forum.
Esta entrada fue publicada en ACTUALIDAD, adiccines, DEPORTE, POLÍTICA y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Artículo del día de Pilar López Bernués: ¿QUÉ MAFIAS HAY TRAS LAS APUESTAS ON-LINE?

  1. OJEADOR dijo:

    Vaya regla los de Luckia, realmente está hecha para timar, lo que no entiendo es que un equipo de la primera división china no pueda perder de 25, ¿van a seguir jugando o se van a descender ellos mismos a segunda?, jaja, al fin y al cabo un partido de balonmano tiene un límite y no los que pone la regla, como el beisbol,etcc; por curiosidad he mirado por internet y tienes razón, vaya historial, ojalá todo esto sirva para que la gente abra los ojos ante tanto fraude
    En cuanto a 888, si es cierto vaya seguridad, como para tener cuenta con ellos y que tengan tus datos, da miedo

  2. te guele el xoxo dijo:

    de que hablas??? a mi en Luckia me va fenomenal,siempre me atendieron con respeto, pero en el momento en que no respetas a los trabajadores de allí, dejan de atenderte para atender a clientes que realmente lo merecemos….Nos gustaría saber la versión de @Luckia.es

    • OJEADOR dijo:

      Ojeador responde a tonto el xoxo, de donde sacas el no respetas a los trabajadores de allí, donde está escrito, hueles a luckia, DAS PENA, yo no soy ni cliente, te tienen para esto? para hacer de perro de presa, tómate la pastilla

    • OJEADOR dijo:

      Que curioso, el chocho tiene un enlace a Luckia, han puesto al trabajador mas espabilado para entrar en las redes, jaaaaaaaaaaa, vaya MANIPULADORES, ya no te contesto más, no das la talla, repito, no soy cliente de Luckia ni que me paguen, que va a decir, que lo tratan fenomenal, a ver si no va a cobrar a fin de mes, jeeeeeeeee

  3. Pedro dijo:

    Un artículo que comienza con una falta de ortografía en su titular…

    • plbernues dijo:

      Gracias, se me ha ido el dedo… (es que en un principio ponía DETRÁS).

    • OJEADOR dijo:

      Tú también tienes una falta de ortografía que no es en el titular el cual brilla por su ausencia ni en el contenido que está vacío, por qué será?.
      En el nombre sobra la erre, quedando lo que eres, algo que ha dejado ir Luckia para explorar, hueles, pero suerte que caducas, jaaaaaaaaaaaaa

  4. plbernues dijo:

    Estimados comentaristas: Que haya o no faltas de ortografía no es el tema del post. La única que está obligada a no cometerlas soy yo, como autora del artículo. Y aunque la mala ortografía daña a la vista, no vamos a negar que hoy en día, con las nuevas tecnologías, esa asignatura se va perdiendo a marchas forzadas, lamentablemente.

    Lo que importa de esta entrada es otra cosa. Es poner sobre la palestra un tema tan importante como adictivo. Creo en la libertad de las personas, por tanto no hablo de prohibición, que se entienda. Lo que cuestiono es que se permita publicidad, esa que “para proteger a la ciudadanía” está censurada ante otras adicciones. Los anuncios son los que hacen visibles las webs de apuestas, las que ofrecen préstamos inmediatos a precios de usura y un largo etc.

    A eso me refería al escribir este arículo. Y también al desagrado que me produce que personas conocidas y que ganan muchísimo dinero presten su imagen a determinados anuncios publicitarios, sin discernir si lo que ofrecen es un mero anuncio comercial o algo muy negativo para los más jóvenes y personas proclives a dejarse embaucar.

    No convirtamos este espacio en una lucha de egos, por favor. Lo importante es debatir sobre el contenido más que sobre la forma.

    Pilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s