Artículo del día de Pilar López Bernués: PSOE Y LA FALTA DE VERGÜENZA

Toda la vida he oído decir, ya a los abuelos, que los socialistas no solían ser de fiar, por aquello de “una de cal y otra de arena”, que eran ambiguos y se mojaban poco…

Hoy, tras propiciar el PSOE la investidura de Rajoy con abstenciones, siento vergüenza ajena como persona de izquierdas. No se puede prometer una cosa en campaña electoral y hacer la contraria. Eso es propio del PP, todos los sabemos por experiencia, pero no casa con una ideología basada en el respeto a los ciudadanos y los votantes.

Sin embargo, ahora, el partido que supuestamente debía liderar la oposición, se ha bajado los pantalones y se ha puesto al servicio de los investigados por la Gürtel, la Púnica, los pagos en B, la CORRUPCIÓN… y los responsables del saqueo sistemático de derechos a la población, condenando a las clases media y baja a la más absoluta precariedad mientras los millonarios han seguido acumulando riqueza a pesar de la crisis (o gracias a ella y a la colaboración del Partido Podrido). Sí, a esa gente, el mal llamado Partido Socialista Obrero Español le ha entregado el gobierno de España y con ello el futuro de todos los españoles.

Si yo fuera militante del PSOE, tendría muy claro dónde iría a parar mi carné: A LA BASURA, y muy concretamente a un contenedor de material no reciclable.

No nos engañemos, el PSOE no ha investido a Rajoy por responsabilidad de estado ni para que los ciudadanos no tengamos que volver a votar. El PSOE ha traicionado sus principios (que ya veo que no los tenía, porque cuando son firmes no se cambian) para salvar los sillones. Temían los mandamases y barones del PSOE ir a unas terceras elecciones y perder algunos de los 85 sillones que tienen ahora en el Congreso. Esa es la única verdad.

Para hacer lo que hicieron ayer, debían haber consultado a la militancia como premisa indispensable. Pero no sé de qué me extraño. También Zapatero tenía que haberlo hecho (en este caso con un referéndum a todos los ciudadanos) para modificar con nocturnidad, alevosía y la complicidad de Rajoy el artículo 135 de la “inviolable e inmodificable” Constitución,  vendiendo así la tan cacareada soberanía nacional a los mercados y tirando la calidad de vida de los españoles a la basura.

Presencié al completo la sesión de investidura de ayer y sentí bochorno, vergüenza y mucha rabia contenida. Solo quince diputados tuvieron la decencia de no traicionar sus principios y romper la disciplina de voto, y los aplaudo, mi más sincera enhorabuena. No son ellos los díscolos que, en definitiva, han seguido la ruta que defendió el PSOE en su campaña y por la que les votaron, son los abstencionistas los que se han vendido por miedo a perder sus sillones y, quizá, la militancia. Me pregunto dónde se han dejado los últimos el orgullo y la dignidad (si es que los tenían). Y me pregunto con qué credibilidad se presentarán a la siguiente campaña electoral y lanzarán proclamas… ¿Alguien les creerá en lo sucesivo? ¡Espero que no!

Iban repitiendo los “sociatas” que permitir la investidura de Rajoy no es gobernar con el PP ni aceptar su programa… ¡JA! A ver qué ocurrirá cuando haya que firmar los Presupuestos, no modificar la Reforma Laboral, la Ley Mordaza o la LOMCE… Porque ya dijo Rajoy que no piensa hacer importantes reformas. Como si lo viera: Por estabilidad y sentido de estado, los diputados del PSOE volverán a bajarse los pantalones.

R.I.P. PSOE. El PSOE que nació hace más de cien años está muerto y enterrado y solo queda de sus siglas un desdibujado P. E. Si los fundadores del partido y con ellos los militantes que sufrieron penas de cárcel, persecuciones e incluso murieron por defender esa ideología levantaran la cabeza, echarían a los “fariseos del templo”, no tengo la más mínima duda.

ASCO y DESPRECIO es lo que siento hoy por lo que se llamaba un partido de izquierdas pero se ha vendido a uno de derechas que, encima, es el más corrupto de España y esa “cosa” a la que llaman Unión Europea y que decide por nosotros.

PP, PSOE y C’S… Un trío de patriotas de banderita en la solapa, capaces de ponerse de rodillas ante los mercados y las exigencias de Europa sin defender los derechos más elementales de los ciudadanos, aceptando lo que nos impongan sin abrir la boca. Pero, claro, esos que nos representan en la Unión Europea ya tienen sus traseros bien aposentados, no conocen la precariedad y no temen que los desahucien… Eso sí: Se llenan la boca de patriotismo y marca España. Pues yo no conozco más patriotismo ni marca España que el respeto y la protección a los españoles.

——————-

Y me pregunto otra cosa: ¿Dónde está el orgullo nacional, ese que sale a las calles cuando gana La Roja pero que sigue votando a traidores y corruptos, no sé si por desidia o por miedo, pero que, en definitiva, se vende? Porque entiendo que empresarios, banqueros, millonarios y ladrones de guante blanco sigan aupando a PPSOEC’S, pero que lo hagan esos millones de ciudadanos que viven en la precariedad me deja sin palabras…  En fin, ya dicen que, al final, cada país acaba teniendo el gobierno que merece… ¡Pobre España de pandereta, toros y “zeñoritos” a los que hay que rendir pleitesía a cambio de un mendrugo!

@Pilar López Bernués

firma-correo

 

Anuncios

Acerca de plbernues

Escritora y conferenciante de libros-forum.
Esta entrada fue publicada en ACTUALIDAD, PENSAMIENTOS, POLÍTICA y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s