Artículo del día de Pilar López Bernués: CORTINAS DE HUMO.

Llevamos oyendo desde 2013 que estamos saliendo de la crisis, y ya en 2015 que hemos salido…

¿A quienes se refiere el gobierno cuando habla de forma tan grandilocuente de la mejora de la economía? Seguro que no piensa en los que vivimos a pie de calle, convertidos en “mano de obra barata”, en el mejor de los casos, o víctimas del paro y sin perspectivas de trabajo, en el peor.

La economía va tan boyante que nuestros jóvenes más formados han de irse del país, los afortunados que encuentran un trabajo lo tienen con contratos precarios y la mayoría temporales, de media jornada y, muchas veces, de una duración tan exquisita como un mes o una semana… Por supuesto, los salarios han caído en picado y muchos trabajadores con empleo han de acudir a comedores sociales o tirar de las ayudas de padres y abuelos. Y ni hablar de independizarse antes de los treinta, que no se puede…

Pero, claro, esos “empleos” esclavistas y fruto de la tan cacareada Reforma laboral, se contabilizan como tales en el momento de publicar el barómetro del CIS, no importa que en el instante de hacer públicas las estadísticas muchos de esos contratos por días, horas, semanas… ya hayan cesado. ¿Alguien pretende que creamos que los datos que nos dan no son simples cortinas de humo destinadas a empañarnos los ojos?

Ha crecido tanto el “empleo” que la hucha de las pensiones sigue bajando en picado, y también la recaudación de la Seguridad Social. Y si han descendido los parados es por la sencilla razón de que muchos de ellos se han ido de España y otros ya ni se apuntan porque no tienen derecho a un subsidio.

¿Quién ha salido de la crisis? Pues ha mejorado la macroeconomía, en efecto, y han aumentado sus millones los que dirigen multinacionales, Sicavs… Siguen con sus argucias para no pagar impuestos o pagar los mínimos y tienen una Reforma laboral hecha a su medida, que les permite salarios-basura. Aun así, ni siquiera el despunte de la macroeconomía puede atribuírsela el gobierno, porque los precios bajos del petróleo y otras causas internacionales han sido la principal inyección que ha permitido esa crecida.

Subir las pensiones un 0,25% y el salario mínimo ínter profesional un 1% me parece un insulto, que para lo que sirve se lo hubiera podido ahorrar el gobierno. Un aumento de unos 2€ en una pensión y 5€ brutos en el salario mínimo no hace frente a los recibos de suministros, que han aumentado los últimos años a saco; tampoco sirve para tapar el copago farmacéutico y llenar la lista de la compra. Y, ojo, han “subido” las pensiones, pero quienes perdimos el empleo con más de cincuenta y tuvimos la “fortuna” de poder optar al subsidio de 426€, seguimos cobrando lo mismo todos los años.

Está claro que la política es la ciencia del engaño, que lo que cuenta para muchos de los que se dedican a ella es recoger votos y, ya puestos, trabajar unos pocos años para asegurarse una pensión vitalicia… ¿Y el pueblo? El pueblo es la “mano de obra barata” que permite a políticos, empresarios y banqueros vivir a cuerpo de rey.

Firma

 

 

 

@Pilar López Bernués

 

Anuncios

Acerca de plbernues

Escritora y conferenciante de libros-forum.
Esta entrada fue publicada en ACTUALIDAD, PENSAMIENTOS, POLÍTICA, RELATOS PROPIOS y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s