ALGUNOS, TODAVÍA TENEMOS PRINCIPIOS

Reconozco que, en su momento, me mostré contraria a que España se convirtiera en una “esponja” y se permitiera el acceso a “todo Dios”, especialmente cuando ya despuntaban los primeros síntomas de la crisis. Y no pensaba así porque sea insolidaria, sino porque creía que lo que había que hacer era ayudar a los países a desarrollarse en lugar de aglutinarnos todos en Europa y convertirnos en tercermundistas… ¡Qué mejor que destinar parte de los impuestos para ayudar en lugar de asumir una inmigración tremenda que no podríamos asumir!

Pero… Lo que no puedo (ni quiero) entender es que se haya permitido que a éste país llegasen personas sin papeles, que se les haya dado trabajo negro (en la mayoría de los casos por la jet-set, políticos y empresarios) y que si están enfermos, ahora les demos una patada. ¡Eso no! ¡Que son seres humanos!

Si los gobiernos han consentido una inmigración que sobrepasaba (y sobrepasa) lo que el país puede asumir, han de ser consecuentes y responsables (palabras obsoletas, por cierto, con el actual gobierno-corrupto del PP) Porque si se ha aceptado que centenares de miles de personas se instalen en España, lo que no se puede hacer es negarles una tarjeta sanitaria, por ejemplo. Pero… Como éste In-gobierno se ha cargado TODOS los DERECHOS SOCIALES ¿Se puede esperar un gramo de sensibilidad?

Ya han muerto algunas personas por no ser asistidas, pero eso se comenta poco… ¡Claro! Algunos “medios” están intervenidos y otros apuesto a que cobran sobres, porque de no ser así no se entiende su servilismo. Por fortuna, alguno queda con cara y ojos. Pero la muerte por inasistencia de un inmigrante no es noticia, como no lo son los suicidios por desahucios. Los escraches pacíficos a los peperos, ¡eso sí! (Pobre niño de Soraya Sánchez de Santamaría que no pudo salir a pasear a su hora sino veinte minutos más tarde… Por supuesto, los niños de los demás no cuentan)

¿Se puede esperar sensibilidad de gentuza (como Gallardón) que pretende que la malformación de un feto no sea motivo de aborto y se penalice, pero que una vez ese feto toca tierra se “la suda” su dependencia y manutención, puesto que se recorta? ¿Le importan a ese “señor” los niños que se van a la cama sin cenar, al colegio sin desayunar o duermen en la calle? ¿Le importan los que nacen con malformaciones crónicas que los condenan a una vida deleznable? Está claro que no, puesto que se recorta en dependencia, I+D, investigación, Sanidad… Sólo importan los fetos…

Gallardon1

Cuando yo trabajaba ya entendí que la mayoría de jefes-jefecillos solían rodearse de incompetentes; esos eran los que escalaban puestos porque, en definitiva, nunca podrían hacer sombra al mandamás… Trasladado a la política, pasa tres cuartos de lo mismo… Y si el líder tiene mucho carisma y es muy competente, existe un margen, pero si es alguien como Rajoy ese margen se recorta: ¡Ahí están los ministros de este In-gobierno! No sabría decir cual es peor, más corrupto, más incompetente, más descerebrado… ¡Se admiten apuestas!

@Pilar López Bernués

Anuncios

Acerca de plbernues

Escritora y conferenciante de libros-forum.
Esta entrada fue publicada en ACTUALIDAD, PENSAMIENTOS, POLÍTICA y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ALGUNOS, TODAVÍA TENEMOS PRINCIPIOS

  1. Mabel G dijo:

    Querida Pilar, has dicho algo que ha dado en el clavo de lleno “Cuando yo trabajaba ya entendí que la mayoría de jefes-jefecillos solían rodearse de incompetentes; esos eran los que escalaban puestos porque, en definitiva, nunca podrían hacer sombra al mandamás” y has tocado un punto clave en el comportamiento humano (aunque no por “hacerle sombra al mandamás, sino para disimular la propia incapacidad del mismo) Hay un Principio llamado el Principio de Peter (por quien lo identificó: Lorenz Peter) que dice y copio : “En cualquier jerarquía, toda persona tiende a ser ascendida, hasta alcanzar su nivel óptimo de incompetencia, por tanto, todo cargo está destinado a terminar en manos de un incapaz” …. y por decantación, el incapaz…..OBVIAMENTE, se rodea de incapaces.
    Este mecanismo explicado por Lorenz Peter, es sencillo ya que detalla cómo se entra a formar parte de un sistema jerárquico. Y esto…. lamentable y dolorosamente, rige para todas las estructuras establecidas en el planeta.
    mis fuentes (y libro que recomiendo) ELOGIO DEL IMBECIL (el imparable ascenso de la estupidez) de Pino Aprile (lo compré en Catalunya)
    “Se puede caminar sin cabeza” Javier Forneret.
    Un beso amiga!

    • plbernues dijo:

      Querida Mabel. Agradezco tu opinión, muy acertada como siempre. Y parece que sin conocer de primera mano el Principio de Peter me he acercado a él… Pero es que es obvio; esa actitud la he visto toda mi vida y en todos los ámbitos. Por supuesto, cuando la crisis aprieta se hace más evidente ese principio porque está claro que en tiempos de bonanza somos menos críticos y es ante las dificultades cuando valoramos las estructuras sociales que nos sustentan.
      Gracias por tus palabras y tomo nota de los libros que comentas.
      Un fuerte abrazo.
      Pilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s