¡VAYA CARRERA TRAS UNA OCA-BEBÉ!

Desde que doy libros-forum en algunos I.E.S. las anécdotas que podría explicar son incontables y de todo tipo, pero… ¿Cómo imaginar que acabaría rescatando a un pollito de oca?

El pasado viernes la editorial me llevó a la provincia de Lleida. El segundo forum lo di en un pueblo pequeño, tan pequeño que no recuerdo ni cómo se llamaba. El caso es que delante del cole había un parque grande y dentro de él un estanque rodeado de césped, árboles, nidos de madera… Estaba ocupado por ocas, ocas de la india, cisnes blancos y negros, distintas especies de patos… Como en un zoo, existía una descripción de las características de cada ave y algunas de ellas tenían incluso nombre.

No me gustan los zoológicos, pero he de admitir que el lugar era bonito y estaba muy bien ideado. Vi huevos en nidos hechos en el suelo, otros los estaban incubando en esos momentos y… La pareja de ocas de la india (yo no sabía ni que existían) paseaba con sus cuatro retoños, tan pequeños que debían tener pocos días.

Bueno, al terminar la charla en el cole esperé al promotor en el exterior, dónde me recogería. Me acerqué de nuevo al estanque y me topé con un bebé-oca; habría salido por algún agujero de la cerca y no conseguía entrar de nuevo. Su madre chillaba desde el interior mientras él, asustado, corría por fuera. Intenté cogerlo para devolverlo con los suyos porque, además, el parque es muy grande y linda con algunas calles en las que circulan coches.

¡Vaya carrera y la que se montó! El pollito corrió como un descosido por el entorno exterior de la cerca mientras su madre lo hacía por el interior llamándole a él y lanzándome a mi toda suerte de amenazas. Dimos una vuelta completa hasta que, cansado, el pequeñajo desaceleró un poco y entonces lo pillé. Los gritos de la oca debieron escucharlos en todas las casas y, además, el resto de “residentes con plumas” se sumaron al alboroto apoyando a la madre o por simple curiosidad. Pensé que si había cámaras de seguridad o algún empleado del Ayuntamiento por allí pensarían que intentaba llevarme el Zoo al completo.

El pollito era todo plumas porque en la mano se notaba súper pequeño. Lo acaricié un instante pero lo justo, apenas un segundo para no asustarlo más, mientras la madre chillaba a pleno pulmón. Al fin, lo pasé por encima de la cerca y se lo devolví… ¡Final feliz!

@Pilar López Bernués

Anuncios

Acerca de plbernues

Escritora y conferenciante de libros-forum.
Esta entrada fue publicada en ACTUALIDAD, LITERATURA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡VAYA CARRERA TRAS UNA OCA-BEBÉ!

  1. ¡Jajajajajajaja!
    Besos.
    Francisco

  2. plbernues dijo:

    Gracias por leer, Paco.
    Yo también me río ahora. Para colmo ¡iba con tacones!
    Eso sí, supongo que mamá-oca entendió que perseguí al enano para devolvérselo y no para echarlo en la cazuela porque no sólo dejó de amenazarme sino que el rato que estuve por allí no llamó a la cría si yo andaba cerca…
    Besos.
    Pilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s