DESTINOS

“DESTINOS”
Las dos historias se iniciaron paralelamente y transcurrieron en la misma ciudad. Lo que nunca sabrán sus personajes es el grado de implicación… No, mejor dicho, el importante papel que jugó el destino en la vida de cada uno de ellos.
Juan y Ana eran dos jóvenes enamorados. Se conocieron en verano, junto a la playa, y su “aventura” se prolongó al regreso de las vacaciones. Ambos vivían en la misma ciudad y ello les permitió continuar viéndose sin problemas. Durante meses vivieron una intensa relación. Se querían, estaban enamorados y se sentían felices.
—————————————
Don Pérez era un sujeto indeseable. Poseía mas negocios de los que podía controlar. Su única vida transcurría entre las empresas del sector y las “secretarias”. Le importaba poco el fútbol, la cultura, incluso la política. Vivía “por y para” el dinero. Tenía escasa o ninguna moral y disfrutaba acumulando monedas, especialmente si procedían de un competidor y lo había arruinado. Nunca estaba tranquilo porque nunca tenía bastante… ¡Pero en aquella ocasión su desasosiego era distinto! ¡Había un sujeto que le pisaba los talones! Poseía capital, buenos contactos y era muy culto. Pertenecía, además, a la competencia y era insobornable. La verdad: desde que apareció el tipo aquel dos de sus empresas hacían “agua”. Don Pérez meditó el asunto mientras saboreaba un wisky y fumaba un cigarro cubano… Tomó una decisión: Cogió el teléfono y marcó un número especial.
—————————————
Ana estaba en paro desde hacía 10 meses. Su subsidio solo duraría dos meses más y necesitaba el dinero. No tenía familia directa a la que pedir ayuda y Juan cobraba lo justo para subsistir. Su situación era apurada, como la de tantas personas. Un día, no obstante, recibió una noticia que la alegró en la misma medida que la entristeció: Acababa de llegarle una oferta de trabajo, pero debía trasladarse a otro país durante un año, como mínimo. Aquello desagradó tremendamente a Juan, que estaba realmente enamorado y no quería separarse de la muchacha. Además, algo no podía soportar, y era que el supuesto empleo de Ana se lo había conseguido un antiguo novio… ¡Sin duda esperaba algo más!
-¡Querrá cobrarse el favor! – vociferó Juan.
-¡No digas burradas! – replicó Ana
La discusión se prolongó y la pareja tuvo su primera y tremenda disputa seria.
———————————-
El sujeto “X” recibió un cheque con la mitad de lo acordado, el resto lo percibiría después del “trabajito”. Había un problema en toda la operación y era que el tipo destinado a convertirse en fiambre estaba en paradero desconocido desde hacía una semana, pero Don Pérez no concedió demasiada importancia al hecho porque sabía que su contrincante andaba de viaje de negocios y se dejaría ver en pocos días ¡Lástima que mientras anduviera por ahí se dedicaría a pisarle clientes! Pero, bueno, era preferible esperar a tenerlo a tiro que enviar a un matón tras su pista por medio mundo ¡le costaría una fortuna!

Don Pérez le dijo a “X” que ya recibiría noticias. Para evitar problemas le dejaría un mensaje en clave en el contestador, algo que nadie pudiera relacionar ni por despiste con el trabajito que se llevaban entre manos…
—————————————-
La discusión entre Ana y Juan había sido tremenda.
Los dos se alejaron sin despedirse y totalmente ofuscados. Al día siguiente, a primera hora, Ana debía estar en el aeropuerto. Caminó sombría hacia su casa y en cuanto llegó escuchó el contestador… ¡No! ¡No había mensajes de Juan! Con el corazón oprimido, preparó la maleta y se sentó junto al teléfono. Y allí pasó el resto de la noche.

En cuánto Juan se separó de Ana se sintió desfallecer. Corrió a una cabina, marcó apresuradamente su número y esperó. “No, ella no habría llegado todavía y podría dejarle la nota en el buzón de voz”. No se sentía con fuerzas para afrontar una segunda discusión y estaba demasiado enfadado para decirle todo aquello en persona.
————————————-
Cuando “X” llegó a su guarida se encontró con un mensaje. Sabía que procedía de Don Pérez, pues nadie mas conocía ese número y, además, lo estaba esperando. Lleno de excitación, se apresuró a escucharlo:
“-¡Hola, Cielo! Soy yo. Por cierto, no sabía que tu contestador automático fuera mudo. Podías decir: Aquí Ana, o algo así.
-No te vayas, Anny ¡Es muy importante para mi que
no des ese paso! No vayas mañana, ni nunca. ¡Cambia los planes! ¡Ya nos arreglaremos! Buscaré otro empleo y ganaré lo suficiente para los dos… Olvida todo lo que te he dicho hasta ahora. Te quiero.”

“X” se rió a carcajadas ¡Caray con Don Pérez! Se
había pasado un poco. Realmente, costaría mucho relacionar semejante cursilada con un intento de asesinato. Bueno, estaba claro que el viejo se había rajado. En fin, por lo menos ya había cobrado la mitad de la pasta sin tener que exponer el pellejo.

A la mañana siguiente, “X” se dirigió al aeropuerto con el fin de poner “tierra por medio”. En algún lugar le esperaba otro trabajito y, francamente, deseaba que fuera menos aburrido, porque a “X” no solo le gustaba cobrar, también disfrutaba con su empleo. Facturó su escaso equipaje, subió al avión y comprobó que le había tocado una compañera de asiento muy guapa pero que parecía un mar de lágrimas. “X” trató de entablar conversación sin conseguirlo. La chica no separaba los ojos de la terminal y lo único que acertó a decir fue un inaudible “Buenos días”. “En fin – pensó X- Tendré que pasar el rato ojeando el periódico”.

Lo que nunca sabría Ana era que la equivocación de su novio al marcar el número de teléfono acababa de salvar, al menos por el momento, a la persona que le había ofrecido el trabajo y que si el mensaje destinado a ella, que deseaba por encima de todo escuchar, la hubiera retenido en tierra ya no habría tenido la oportunidad de aceptar aquel empleo porque su jefe se hallaría “bajo tierra”.
Pilar López Bernués

Anuncios

Acerca de plbernues

Escritora y conferenciante de libros-forum.
Esta entrada fue publicada en RELATOS PROPIOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a DESTINOS

  1. Me ha recordado el argumento de la película BABEL en ciertos aspectos, querida Pilar.
    ¿No te lo habrán “pisado”?
    Muy entretenido y mejor escrito.
    Besos.
    Francisco.

  2. plbernues dijo:

    Hola, Francisco. Pues no he visto esa peli ni sé de qué va. El cuento lo empecé a escribir un buen día (hace tiempo) tal y como hago siempre, con la página en blanco y a medida que me surgen las palabras… Gracias por leerlo y me alegra que te haya parecido entretenido.
    Pilar

  3. La verdad es que el tema no es idéntico, pero tiene algunos aspectos similares.
    Te dejo el enlace para que juzgues por ti misma.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Babel_(pel%C3%ADcula)
    Besos.
    Francisco

  4. plbernues dijo:

    Gracias, Francisco. He accedido al enlace y me ha aparecido la wikipedia con la definición de Babel. No sé si me he perdido y he de buscar algún sub-enlace… ¡Es que yo en tema de pelis estoy a cero!
    De todas formas, te agradezco la pista.
    Besos.
    Pilar

  5. La sinopsis y la ficha técnica de la película vienen en http://es.wikipedia.org/wiki/Babel_(pel%C3%ADcula)
    Pero ya te he dicho que solamente me recordó un poco el argumento, no que sea idéntico.
    Besos.
    Francisco

  6. Gracias por la información me sirve de mucho para ampliar mis conocimientos sobre esta materia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s