¿EXISTE ALGO MÁS INJUSTO QUE LA JUSTICIA?

 

Esa pregunta me la hago desde que tengo uso de razón, me parece, porque todos, más o menos, hemos oído contar historias…

 

¿Cómo es posible que gentuza que ha estafado miles de millones haya pasado, como mucho, uno o dos años en la cárcel? ¿Cómo es posible que asesinos y/o violadores que no se han “reciclado” anden por la calle? Y… ¿Cómo es posible que gente que varios años atrás robó un jamón o una pizza tenga ahora que cumplir prisión cuando, en muchos casos, se ha integrado en la sociedad, se ha casado, saca adelante una familia y trabaja?

 

Para empezar, parece que el destino de todo presunto delincuente depende muy mucho de lo “bien” que se lo monten los abogados y, claro, el que tiene dinero sale de rositas y el que no lo tiene se pudre, aunque el primero haya conseguido ese dinero estafando… ¡No lo entiendo!

 

También hay que tener en cuenta que la “suerte” depende mucho de un juez… Algunos son severos y otros parecen un colador lleno de agujeros… ¿Eso es Justicia? ¿Se mide a todo el mundo por el mismo patrón? ¡No! Las Leyes son susceptibles de interpretación, y ahí entra la “suerte-DINERO-STATUS”.

 

¿Y cómo es posible que el terrorista Lamari de Al-Qaeda quedara en libertad antes del 11-M porque las pocas decenas de metros que separan la Audencia Nacional del Tribunal Supremo supusieran que un documento que expidió el Supremo, en el que se condenaba a Lamari a cinco años más no llegara a la Audiencia antes de veintitantos días? Si NADIE pudo ir en persona a entregar una resolución tan importante, existen e-mails ¿no?. (Véase entrevista que hice a los autores de la obra “11M, una historia que no va a gustar a nadie” para  la revista “Anika entre libros”: http://www.libros2.ciberanika.com/desktopdefault.aspx?pagina=~/paginas/entrevistas/entre218.ascx

 

¿Cuántos estafadores, asesinos, violadores… campan a sus anchas? ¿Cómo es posible que personas (víctimas) de la violencia de género vivan aterrorizadas o, simplemente, mueran, porque los psicópatas siguen en la calle o se “saltan a la torera” órdenes de alejamiento? ¿Cómo se concibe que gentuza en “busca y captura” esté tranquilamente en su casa? ¿Por qué individuos con un claro comportamiento psicópata consiguen permisos cuando están encarcelados? Siempre recordaré un hecho que me conmovió de forma especial, quizá porque en esos momentos mi hijo tenía casi la misma edad que la niña de cinco-seis años a la que violó y mató un asesino durante un permiso penitenciario… ¿Quién vive mejor, preguntaría yo, los asesinos o las víctimas?

 

Y podría seguir con millones de ejemplos, pero creo que todo el mundo posee suficientes referencias…

 

Y, con todos mis respetos, soy TOTALMENTE contraria a que determinadas prisiones sean algo parecido a Hoteles de cinco estrellas. YO NO PUEDO PERMITIRME ir a un Hotel de lujo… No digo que los presos estén a “pan y agua” pero SÍ que vivan en condiciones MÍNIMAS. El que ha atentado contra la sociedad y supuestamente paga una condena, que se ¡jo..!

 

¿Cuántas familias normales hay en la calle teniendo que mendigar? ¿Cuántas de esas personas han perdido su empleo y su casa? ¿Esas últimas disponen de televisor, vídeo, actividades lúdicas y lo que haga falta? Me temo que no. Algunas de ellas, con hijos pequeños, se han visto en la pu.. calle, sin trabajo, sin casa y sin ayudas. Casi les vale más que las “empapelen”, a la vista de cómo van las cosas…

 

Alguien dijo en un programa, hace unos días, que en este país nuestro es muy “barato” matar o robar “enormes cantidades”. ¡Y estoy de acuerdo! Esa gentuza acaba viviendo de coña mientras, en contraposición, se sigue encarcelando a personas que en su juventud, o en el presente, han sustraído una pizza. Se permite que usureros amenacen a ancianos con echarlos de su casa, les hagan la vida imposible y, simplemente, lo hagan impunemente. No se protege a la gente que (legalmente) compró un piso y ha sido estafada, ni a los ciudadanos que salen con miedo a la calle porque han de convivir con prostitutas, proxenetas, drogadictos, aceptar sus chulerías y cerrar la boca… ¿Quiénes son las auténticas víctimas?.

 

 Y… ¡mucho hablar de reinserción! Pero… ¿quién reinserta a los muertos, a las mujeres violadas, a los que han padecido abusos o atracos y… ¡a sus familias!?

 

Cuando TODAS las condenas se cumplan íntegramente, el que pueda que se reinserte, pero NO ANTES. Existe mucha protección hacia los delincuentes y ninguna en absoluto para las víctimas.

 

¡Y ya es el colmo que un tipo con montones de causas pendientes y líder de corrupción en el caso Malaya haya sido fichado por una Universidad para dar charlas en los cursos de verano! ¡Y nada menos que sobre Periodismo y Corrupción! Una de dos: O los alumnos saldrán con TODAS las estrategias posibles para “birlar” lo que haga falta (nuevos delincuentes) o ese señor estará de florero, porque tiene muchos temas abiertos  pendientes de juicio y no es fácil que enseñe sus cartas. ¿Es que no existen catedráticos en éste país? ¿Llevar a un delincuente a la Universidad es positivo para alguien a excepción del protagonista que, dicho sea de paso, limpiará su imagen y, quizá, conseguirá que lo llamen los medios de comunicación para PAGARLE? ¡Me niego a entenderlo!

 

¿Existe algo más injusto que la Justicia?

Anuncios

Acerca de plbernues

Escritora y conferenciante de libros-forum.
Esta entrada fue publicada en PENSAMIENTOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s